Crearon un respirador de fabricación rápida, accesible y fácil en Rosario

PANDEMIA

La idea surgió de la inquietud de un ingeniero rosarino, que diseñó prototipos y la maquinaria que ya está lista para producirse.

 

(Rosario.- La Capital).- Una inquietud puede llegar muy lejos e, incluso, prepararse para ayudar a mucha gente. Así le pasó al ingeniero mecánico Simón Carpman, quien se preguntó cuáles eran los impedimentos para producir respiradores en el marco de la pandemia por coronavirus. De esa manera, habló con diversos profesionales especializados en la materia, con la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y llegó a un modelo de respirador de fácil ensamblaje, materiales conseguibles y listo para atender diversas situaciones.

“Tuvimos la inquietud de por qué faltaban respiradores. Nos acercamos al sector de kinesiología y al equipo de bioingenieros del Grupo Oroño, nos recibieron muy bien y nos mostraron cómo funcionaban los respiradores convencionales, los de más alta tecnología, desde el día cero”, contó Carpman, y agregó: “Empezamos a preguntar y a aprender de mecánica respiratoria”.

Di Camillo Pie

El ingeniero, quien es socio de la firma Inventu y se graduó en la UNR, comentó que les explicaron todo y, después, comenzaron a investigar: “Fuimos a la universidad, planteamos que para las funciones mínimas que se precisaban, podíamos hacer un respirador o un ventilador pulmonar para la emergencia del Covid-19 con materiales industriales, que era nuestra hipótesis”.

“El cuerpo médico del Grupo Oroño nos apoyó, también la universidad. Además, terapistas del hospital Carrasco, del hospital Centenario, anestesistas y profesionales de Buenos Aires. Nos prestaron, incluso, un simulador. Empezamos a hacer los testeos y a mejorar el prototipo y, después de una semana, validamos la hipótesis”, dijo Carpman.

Credinegocios pie

Al respecto, mencionó que barajaban “tres prototipos, cada uno tenía su hipótesis para validar: todas tenían un punto fuerte y un punto débil”.

“Una hipótesis era que sabíamos que iba a funcionar, pero podía haber elementos que no se conseguían; otra, que estábamos seguros que iba a funcionar, con elementos que se conseguían pero que no estábamos seguros de la duración prolongada del equipo en el tiempo; y este, el prototipo que quedó, no estábamos seguros si iba a funcionar y por eso queríamos validar rápido la hipótesis. Sabíamos que si se validaba, era escalable y se podía hacer un equipo de muy bajo costo y muy rápido”, detalló.

Sobre el prototipo que cumplió los requisitos, complementó: “Una vez validado, buscamos que la máquina tenga forma y cumpla con todas las funciones que los médicos nos indicaron”.

Polleria Marengo PIE

Por su parte, el jefe de kinesiólogos y encargado de respiración mecánica del Grupo Oroño, Martín Manago, afirmó que cuando Carpman se acercó a consultarle cómo se hacía un respirador, pensó que “estaba loco”. “Querían hacer un respirador en muy poco tiempo. No es común que venga alguien y te pregunte algo así”, aseguró.

Sin embargo, consideró: “La idea era muy buena, dada las circunstancias y las realidades a nivel mundial. Ojalá que no, pero pensamos que podríamos necesitar un respirador de emergencia que nos pueda servir ante la eventualidad de necesitarlo para alguien. Contar con ese recurso que es seguro”.

A su vez, Carpman consideró al equipo “listo para fabricar. Estamos stockeando materiales para fabricar en serie. Es muy fácil de ensamblar y todos los materiales son conseguibles y abundantes”.

Clyfer pie

Carniceria Verduleria PIE

Alquiwa pie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s