Jorge Newbery volvió a perder y se complica

FUTBOL

El Rojinegro cayó como local ante Porteño por tres a uno. Cristian Barrientos en dos oportunidades y Claudio Chaffardino de penal marcaron para el visitante, mientras que el gol de los rojenses fue de Gustavo Rodríguez en contra.

 

En el comienzo de la decimosegunda fecha del torneo del certamen de la Alianza Deportiva Colón-Rojas este viernes por la noche se enfrentaron en el “Esteban Balín” de barrio Progreso de nuestra ciudad el dueño de casa, Jorge Newbery, y Porteño de Colón.

El Rojinegro, que venía de perder con Racing por dos a cero el último domingo, llegaba en busca de una victoria que lo acomodara en la tabla de posiciones y lo ubique en zona de clasificación. Para esto, Nicolás Mangione plantó tres delanteros bien marcados, Trotta por izquierda, Ramos por el centro y Palmieri por derecha. En la mitad de la cancha juntó a Verdún con Senigagliesi y Franco Marengo, y en la defensa paró a Guevara por derecha, la dupla central fue Chaves y Lucas Marengo, y el sector izquierdo lo ocupó Amichetti, buscando ser salida continuamente por esa banda, en el arco estuvo Christian García.

NewberyCredinegocios pie

Por su parte el Celeste quería sellar su pasaje a los cuartos de final tras empatar el viernes de la semana pasada antes Juventud uno a uno. Víctor Villalba mandó a la cancha a Chaffardino; Aren, Rodríguez, Pantanetti y Chavez en la defensa; González, Juanosky, Romero y Niz en el mediocampo; y a Barrientos y Uyemas como delanteros.

En un partido con trámite parejo ganó el más efectivo y el que menos se equivocó, porque Porteño aprovechó los errores del local, no perdonó y Jorge Newbery no logró concretar las claras situaciones de gol que generó. Se lo llevó el visitante por tres a uno con los goles de Barrientos en dos oportunidades y Claudio Chaffardino de penal cuando se moría el encuentro. El descuento Rojinegro había llegado tras una aparición de Senigagliesi que ganó por derecha, remató y contuvo el arquero pero Rodríguez se la llevó por delante y terminó en gol.

El conjunto de barrio Progreso de nuestra ciudad comenzó a desaprovechar las claras ocasiones de gol a los dos minutos de juego cuando Lucas Marengo enfrentó mano a mano al portero colonense pero su remate fue al cuerpo del uno.

A los 19 el que avisó fue el defensor de la visita Chávez con un disparo de media distancia que se estrelló en el palo izquierdo de García.

Sobre los 40 de la primera parte escapó el goleador de la noche por derecha y mandó el centro para la llegada de Romero que no llegó a concretar de buena manera la pelota. Y un minuto más tarde llegó el primer error del local que Porteño no perdonó. Senigagliesi jugó para atrás pero la pelota fue sin destino de un compañero y el que aprovechó para irse en soledad fue Uyemas, que enfrentó al arquero y toco a un costado para que Barrientos abriera el marcador.

Jorge Newbery intentó reaccionar rápido y fue en busca del empate antes que finalice esa primera parte. A los 43 jugó un rápido un tiro de esquina entre Amichetti y Trotta, éste último mandó el centro al primer palo que encontró el desvío de Ramos en el camino pero encontró la excelente respuesta de Chaffardino a puro reflejo ahogándole el grito al delantero. Uno a cero al término de la primera mitad en favor del que menos perdonó y menos errores cometió.

New-Port 1Clyfer pie

En el complemento el visitante salió a presionar en busca de ampliar la ventaja. A los dos minutos de juego llegó un pase exigido atrás de un compañero para Chaves, que no llegó; Romero se escapó en soledad, enfrentó a García y abrió para Barrientos que solo tuvo que empujarla al fondo del arco. Dos a cero para Porteño tras una nueva imprecisión de Jorge Newbery.

Con el dos a cero abajo el conjunto de Mangione intentó reaccionar e ir en busca del descuento, por momentos descuidándose por demás y quedando mano a mano con los delanteros rivales quedando a la vista que en cualquier descuido podía caer el tercero. La tuvo Ramos para el local a los 6 minutos, pero definió al cuerpo de Chaffardino, que otra vez le ahogaba el grito al nueve.

Tras esa jugada el partido entró en un ida y vuelta con muchos espacios pero pocas acciones en los metros finales del campo de juego y con varias imprecisiones. Recién a los 33 volvieron a tener acción los arqueros y fue nuevamente Chaffardino quien apareció para ganarle el duelo una vez más a Ramos. Una nueva chance desperdiciada para Newbery y el uno colonense que se transformaba en figura con el correr de los minutos.

De tanto ir y empujar el Rojinegro tuvo su recompensa; a los 35 se desprendió Senigagliesi y apareció como un delantero más por derecha, remató buscando vencer al portero que nuevamente impidió el gol pero en el rebote su propio compañero Rodríguez terminó mandando la pelota a la red. Descontaba el local y quedaban diez minutos por delante para ir por el empate y porque no la victoria.

PorteñoLa Palabra pie

Jorge Newbery lo fue a buscar en el tiempo que le quedaba pero le faltó peso en los metros finales. Lo buscó por arriba con pelota parada y por abajo buscando conectar con sus delanteros pero le faltó peso en la ofensiva. Cuando se terminaba el encuentro, en una jugada aislada, García, con la pelota ya en su poder, golpeó con el puño a un rival (lo habría tocado a la pasada cuando se encaminaba a sacar). El árbitro del encuentro no dudó, expulsión para el uno y penal para el visitante. Se encargó de ejecutar Chaffardino, como para ponerle el broche a una noche que lo tuvo como protagonista, y el portero no falló, fusiló a Marengo (que se puso el buzo de arquero porque Newbery no tenía más cambios) y sentenció la historia tres a uno para los de Colón.

Lo ganó Porteño porque fue efectivo. Jorge Newbery lo buscó por todos lados pero no anduvo fino en la definición y le costó caro. Panorama complicado para el Rojinegro de cara al futuro, que marcha quinto en la tabla con tres puntos menos que el cuarto (clasifican cuatro) y a dos fechas de finalizar la etapa clasificatoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.