Las Alegres Comadres de Rojas: 4.11

-Hola que le ha pasado ayer doña?

-Tuve un mal día… pero ya pasó y aquí estoy firme… con ustedes…

-Hola chicas, usted no diga firme, esa palabra me trae malos recuerdos!!!

-No será para tanto…

-Y… pasemos a otro tema… la vi en la puerta de las flamantes oficinas de Seguridad… Si, estuve allí como 20 minutos y nadie atendió mi llamado…

-Muchos me comentaron que pasa eso..

-Mire doña yo le voy a sugerir al gringo que vuelvan los picaportes, aquellos que abrían tanto de adentro como de afuera

-Shhh. Que es por seguridad…

-Chicas este tiene que ser el gobierno de puertas abiertas… y no el de puertas cerradas hasta que de adentro de la oficina las “secre” se dignen a accionar el botoncito…

-Callese que la van a sancionar…

-No doña es crítica constructiva, criticamos tanto las puertas cerradas del gobierno de no viene al caso mencionar… no olvidar…

-Tiene razón doña el gringo comprometió su palabra y alguien tiene que recordarle a las chicas, convertidas en funcionarias que ellas son meras empleadas del vecino que golpea la puerta… yo lo digo porque el gringo no puede estar en todo…

-Tiene razón pero…

-Yo digo las cosas para construir, porque tengo la camiseta puesta y porque no me gusta que la critique cuestiones que se pueden salvar …

-Tiene razón, las cosas hay que decirlas, para mejorar..

-Chicas las dejo, me voy a `preparar algo para “picar”…

-Ni pique tanto, usted, está un poco excedida de peso…

-Mmm. Es cierto pero es tan lindo degustar una picadita

-Hasta mañana…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.